Nuestra Empresa Nuestros Vinos Nuestros Licores Estamos en... Actualidad Prensa Contáctenos
 
 

El consumo de vino creció casi 10% en el primer cuatrimestre

El consumo interno de vinos mostró un repunte del 8,3% en los primeros cuatro meses del año, alcanzando los 3088,9 millones de hectolitros.
En esta mejora tiene mucho que ver, ya que, estos productos mostraron un incremento menor al que se dio en relación con otras bebidas como la cerveza y la gaseosa, a lo que se suma la recuperación relativa de los salarios.
Así surge de un trabajo elaborado por la consultora Abeceb, en el que también se sostiene que esta tendencia se viene dando desde 2012, aunque ahora se asienta.
"La tendencia se acentuó a partir del segundo semestre de 2014: entre julio del año pasado y marzo de 2015 los precios de los vinos se incrementaron un 10,7%, contra el aumento de 21,8% que registraron las cervezas. También incidió favorablemente la leve recuperación registrada en el salario real, que está dando cierto impulso al consumo interno en general", remarcó el trabajo.
En cuanto a las variedades de vinos, que mejor comportamiento mostraron, los varietales fueron los que se ubicaron al tope de la escala, con un crecimiento del 13 por ciento. El resto, las de mayor consumo interno, avanzaron 7,9 por ciento.
En cuanto a la demanda por color, el consumo de tinto creció 9,3%, por lo que alcanzó a representar el 76,7% del consumo total, mientras que el de blanco mostró un aumento del 5,3 por ciento. Sin embargo, en el segmento de vinos varietales la tendencia es la opuesta.
En este caso el consumo de vino blanco creció a una tasa del 28,7%, contra el 10,6% del tinto. De esta forma, la demanda interna revirtió la caída de 4,1% sufrida en 2014. En aquella oportunidad, la baja estuvo explicada tanto por los vinos sin mención varietal (-4,8%), como también por los gasificados (-32,0%) y los varietales (-1,1%).
De todos modos, en buena medida, la recuperación se asocia a la baja base de comparación de 2014. De hecho, la apreciación cambiaria y el aumento de los costos logísticos (dado que la producción se concentra lejos de los puertos de exportación) continúan afectando la competitividad de la industria.
Así, a pesar del reciente repunte de las ventas externas, la rentabilidad de los exportadores seguirá comprometida, dificultando la colocación de estos productos en el exterior.

Fuente: Cronista.com

 
 
   
     
   
     
   
 
     
RIF:J-30420324-1